Tras el conflicto con panaderos, Molino Cañuelas dio marcha atrás con la dolarización de la deudas

0
6
La industria molinera opera en pesos pero tiene costos atados al dólar (NA)
La industria molinera opera en pesos pero tiene costos atados al dólar (NA)

La fuerte devaluación que tuvo lugar en agosto, luego de las PASO, generó consecuencias en las distintas actividades económicas. No sólo en materia de precios, sino de cambios en las condiciones comerciales, particularmente en rubros muy atados a la variable dólar.

Es el caso de las aceiteras y los molinos, donde algunas empresas líderes habían comenzado a endurecer las cláusulas de negociación con las cadenas de supermercados para cobrar en un máximo de 15 días; y ahora se sumó un nuevo conflicto entre los fabricantes de harina y los panaderos, quienes denunciaron que sus proveedores les quieren dolarizar el precio del producto.

Sin embargo, los molinos aseguraron a Infobae que lo que sucedió es que, frente al alargamiento del plazo de cobro de las facturas, se incluyó una cláusula de dolarizar la mora, no el precio de la harina.

Pero frente a la complejidad de la iniciativa y de la reacción de la cadena de valor que enfrenta caída en las ventas finales, fuentes de Molino Cañuelas, una de la que habían picado en punta con aquella medida, aseguraron a Infobae que dio marcha atrás con esa práctica de dolarizar la mora, la cual sólo buscaba inducir al pago en tiempo y forma de las facturas de venta de la harina.

Frente a la complejidad de la iniciativa y de la reacción de la cadena de valor que enfrenta caída en las ventas finales, fuentes de Molino Cañuelas, una de la que habían picado en punta con aquella medida, aseguraron a Infobae que dio marcha atrás con la práctica de dolarizar la mora

Vocación por la dolarización

Varios referentes panaderos acusaron públicamente que muchos molinos quieren cobrar la harina a precio dólar. «Hemos tenido épocas malas, pero esto ya es tremendo. Todos los días tenemos una novedad nueva. Hoy el problema es el asunto de los molinos, que facturan a precio dólar la harina«, señaló en declaraciones a Radio con Vos Miguel Di Betta, titular de la Federación Argentina de la Industrias del Pan y Afines (FAIPA).

También habló al respecto el presidente del Centro de Industriales Panaderos de la Ciudad de Buenos Aires, José Álvarez, quien se refirió al aumento en los insumos y destacó que «hubo un problema con un molino y lamentablemente ahora se contagiaron todos«. «Hay un molino que debido a la crisis y a la no previsibilidad de las cosas, igual que muchas pymes, está padeciendo las consecuencias, porque ha tomado muchos créditos y prácticamente están pidiendo la quiebra», detalló Álvarez, en relación a Molino Cañuelas, que tiene el 22% de la molienda.

Sin embargo, desde la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM), su presidente, Diego Cifarelli, aseguró a Infobae que «no se dolarizó el precio de la harina», sino que «varios molinos pusieron una cláusula en la facturación de que se dolariza la mora». «La factura se paga en pesos y el plazo sigue siendo el mismo, de 20 a 30 días, pero pasado el vencimiento, la deuda pasa a ser en dólares. Hay una enorme cantidad de incobrables y lo que las empresas están haciendo es cuidar su patrimonio», defendió el directivo.

La factura se paga en pesos y el plazo sigue siendo el mismo, de 20 a 30 días, pero pasado el vencimiento, la deuda pasa a ser en dólares. Hay una enorme cantidad de incobrables y lo que las empresas están haciendo es cuidar su patrimonio (Diego Cifarelli, presidente de la FAIM)

Cifarelli explicó que desde la devaluación se complicó mucho el negocio, ya que los molinos están pagando el trigo a un plazo más corto, y en muchos casos en dólares. «Muchas operaciones se hacen en dólares, otras en pesos con el tipo de cambio del día del pago, y otras tantas en pesos pero con un plazo de pago muy corto. Por ende, hemos dolarizado la mora, pero en realidad debería dolarizarse la harina, ya que el 92% del costo es en dólares», remarcó el presidente de la FAIM.

Son unas 30 empresas las que avanzaron con esta cláusula de dolarizar la mora. La que primero arrancó fue Molino Cañuelas, que tiene el 22% del mercado, pero luego le siguieron muchas otras. La explicación es que de una incobrabilidad normal de 1%, este año se elevó al 4 por ciento.

Pero, dada la repercusión negativa de la medida, fuentes de Molino Cañuelas anticiparon a Infobae la decisión de volver a la práctica habitual de cobrar la mora en pesos con punitorios a través de la tasa de interés.

Seguí leyendo:

El Banco Central recortó la tasa de política monetaria por tercera rueda seguida

Cómo crear una pyme en la Argentina sin morir en el intento