Ingeniero mexicano resolvió un problema que fue imposible para Newton

0
7
El ingeniero mexicano aseguró que su ecuación tuvo un acierto superior al 99. 99% (Foto: Tec de Monterrey)
El ingeniero mexicano aseguró que su ecuación tuvo un acierto superior al 99. 99% (Foto: Tec de Monterrey)

Rafael González, un joven mexicano de 28 años de edad egresado de la carrera de Ingeniería Física Industrial del Tec de Monterrey asegura haber encontrado la solución a un problema físico óptico que llevaba siglos sin resolverse y que ni el mismo Isaac Newton pudo.

El Tec de Monterrey informó que se trata de la solución a la aberración esférica en lentes ópticos, es decir, hacer que la visión de objetos a través de lentes esféricos no perdiera nitidez. Ahora, muchas industrias, entre ellas las fabricantes de cámaras y telescopios podrán reducir grandes costos.

El primero en fundamentar el problema fue el matemático griego Diocles, hace más de 2,000 años.

La ecuación que resolvió un problema de hace 2,000 años
La ecuación que resolvió un problema de hace 2,000 años

Después, durante siglos, científicos como Newton o Leibniz habían intentado resolver el reto. El primero inventó un telescopio que solucionaba la llamada aberración cromática (que impide enfocar los colores en un solo punto), pero no la aberración esférica.

En el siglo pasado, en 1949, dos científicos plantearon el dilema en un artículo formal. A partir de allí, se conocería como el problema de Wasserman – Wolf.

Aunque ya existían algunas aproximaciones, nadie había encontrado la respuesta completa, hasta ahora. Rafael se unió con Alejandro Chaparro, egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para que juntos pudieran terminarla.

Fabricantes de telescopios podrían beneficiarse con el nuevo descubrimiento (Foto: David H. Hughes/Conacyt)
Fabricantes de telescopios podrían beneficiarse con el nuevo descubrimiento (Foto: David H. Hughes/Conacyt)

Una de las soluciones que había para el problema era utilizar dos lentes que no fueran esféricas sino asféricas, cuya característica es que solo tienen detalles esféricos en la parte de la superficie. Sin embargo, hasta ahora, la calibración de estos lentes dependía de un cálculo que no era del todo preciso, que Rafael logró aterrizar de la mejor manera.

A través de una ecuación lograron llegar a la raíz del problema. «Durante nuestro estudio, calculamos la eficiencia de 500 rayos, y el promedio de satisfacción de todos los ejemplos fue de 99.9999999999%.«, aseguró Rafael.

Lee: Mexicanos inventaron un parche que revolucionará el tratamiento para quemaduras

Ambos publicaron su solución en un artículo llamado «General formula for bi-aspheric singlet lens design free of spherical aberration», publicado en la revista especializada Applied Optics, lo que les valió una distinción por el editor de la revista, algo que sucede sólo en el 1% de los 35,000 artículos que se publican al año.

Rafael trabajó en coordinación con otro científico de la UNAM (Foto: Tec de Monterrey)
Rafael trabajó en coordinación con otro científico de la UNAM (Foto: Tec de Monterrey)

Julio César Gutiérrez, profesor del Tec que asesora a Rafael en el doctorado, consideró que el haber resuelto el problema podrá implicar mejoras en el desarrollo de lentes.

Lee: El compuesto elaborado por científicos mexicanos que podría ser la solución para proteger el hígado de pacientes con VIH

«El diseño óptico tiene aplicaciones tecnológicas que involucran sistemas ópticos. Entonces los resultados tienen relevancia no solo teóricamente sino en otras aplicaciones», expresó.