Luto en el rock mexicano: murió Toño Lozano, miembro fundador de Los Estrambóticos

0
11
Lozano tocó con Los Estrambóticos hasta el año 2000 (Facebook)
Lozano tocó con Los Estrambóticos hasta el año 2000 (Facebook)

El grupo mexicano de rock Los Estrambóticos dio a conocer a través de redes sociales la muerte de Toño Lozano, quien fuera uno de los fundadores de la banda.

En su cuenta en Facebook, la agrupación publicó un mensaje para lamentar el deceso del músico.

«Nos sentimos muy tristes y destrozados, lamentablemente falleció nuestro gran hermano Toño Lozano, uno de los fundadores de La cárcel de la libertad y posteriormente de Los Estrambóticos», escribió el grupo.

Según el mensaje, Lozano estuvo con ellos hasta el año 2000, «pero sin duda el concepto y la magia con la que fundamos la banda siguen siendo los cimientos de esta familia».

La banda recordó al músico a través de varias fotografías (Facebook)
La banda recordó al músico a través de varias fotografías (Facebook)

Los integrantes de la banda aseguraron que extrañarán a Lozano, con quien compartieron aventuras, risas, música, amor y sueños cumplidos.

«Te recordaremos con todo nuestro amor. Buen viaje hermano del alma, nos duele muchísimo tu partida, pero te volveremos a encontrar».

Hasta ahora no han trascendido más detalles respecto del deceso del músico. En Twitter comienzan a circular mensajes para lamentar su muerte, como fue el caso de lo publicado por la locutora Olivia Luna.

«Abrazo enorme de todo corazón a mi familia de @estramboticos querido Chadou, Pino, Capy… Lamento la partida de nuestro querido Toño Lozano quien fuese batería de los inicios de la banda y un gran amigo… Fantasmas de cariño para toda la banda! Buen viaje Toño!», escribió.

La historia de Los Estrambóticos

La agrupación de rock lanzó en 1993 un demo editado por sus integrantes. En 1997 apareció Piel de banqueta, el primer título bajo el sello de Discos Manicomio-Polygram y Universal.

Desde entonces, la banda publicó otros seis discos, el último de ellos -hasta ahora- en 2012, bajo el título Lágrimas y risas.