Cuatro adolescentes asesinaron a un joven de 16 años y subieron el video a Snapchat

0
43
Cemeren Yilmaz fue asesinado en septiembre
Cemeren Yilmaz fue asesinado en septiembre

Cuatro adolescentes, tres de 15 años y uno de 19, recibieron una pena conjunta de 67 años de cárcel por asesinar a un joven de 16 y transmitir el acto por Snapchat.

El cadáver de Cemeren Yilmaz fue encontrado en una calle de Bedford, en Bedfordshire, Inglaterra, el pasado mes de septiembre. La policía descubrió que había asesinado por por tres integrantes de una pandilla rival.

A principios de año, durante el juicio de los detenidos en la corte de St Albans, el jurado escuchó que Cemeren le había dicho a su hermano semanas antes de su muerte que esperaba ser atacado por miembros de la banda rival debido a la hostilidad que había entre ambos grupos.

Ramon Djuana y Aaron Miller
Ramon Djuana y Aaron Miller

Cemeren le había dicho a su hermano que si la otra pandilla lo «atrapaba» las cosas «iban a terminar mal«. «La gente así no tiene piedad«, expresó.

Sus palabras se hicieron realidad en el área de Bedford, donde fue perseguido por integrantes de la pandilla Black Tom. En la corte se detalló que mientras yacía indefenso en el suelo, fue apuñalado y golpeado con un martillo.

Un adolescente incluso sacó su teléfono móvil para filmar a Cemeren a través de Snapchat mientras se encontraba agonizando. Más tarde el video fue publicado en la red.

Parte del video fue reproducido en el juicio y, en un momento dado, se escuchó a la víctima decir: ‘Me voy a morir‘ seguido de los sonidos de él gimiendo por una puñalada que le habían asestado en el riñón.

Caleb Brown y Jacob Morgan
Caleb Brown y Jacob Morgan

Cemeren murió en el hospital al día siguiente, después de sufrir una hemorragia interna y someterse a una cirugía para extirpar el riñón. También sufrió una fractura de cráneo y daño cerebral, así como dos paros cardíacos.

Los tres responsables, identificados como Jacob Morgan, de 15, Ramon Djauna, de 15, y Caleb Brown, que ahora tiene 16 años, estaban vinculados a la pandilla ‘Black Tom’. Aaron Miller, de diecinueve años, no estaba en el grupo, pero su primo Morgan lo había llamado a la escena.

Cemeren Yilmez al principio estuvo asociado con la pandilla Black Tom, pero después de una disputa con algunos de sus miembros, se cambió a la pandilla rival «London Road».

La escena del crimen
La escena del crimen

A partir de ese momento se dijo que había «mala sangre» entre él y los miembros de su antigua banda.

Cada uno de los cuatro detenidos recibieron una condena de 17 años.