INDRA define si judicializa el negocio por el escrutinio provisorio que cambiaría de manos después de 22 años

0
18
Las urnas que se utilizaron en las PASO bonaerense (Télam)
Las urnas que se utilizaron en las PASO bonaerense (Télam)

“Para el hipotético caso de que no se haga lugar a la pretensión expuesta y se proceda igualmente con la apertura de los sobres que contienen las ofertas económicas, solicito que se realice una estricta y motivada ponderación del orden de mérito surgido del dictamen y se adjudique la contratación de mi mandante”, había advertido INDRA en la mañana del viernes, horas antes de la apertura de las ofertas técnicas que, por precio, dejaron a la multinacional de origen español afuera de competencia.

La licitación por el recuento provisional del resultado de las elecciones está a un paso de judicializarse. En las oficinas de Puerto Madero de la empresa en cuestión aún no dan por perdido el concurso: durante todo el fin de semana analizaron los pasos a seguir, y acudir a la Justicia es una opción cada vez más cierta.

El viernes a la tarde, el Correo Argentino, a cargo del proceso, abrió los sobres con las ofertas técnicas y no hizo lugar a la presentación de INDRA, que monopoliza el negocio desde 1997 y que pidió suspender dicho acto por considerar que el comité de evaluación técnica había omitido el día anterior “gravísimas observaciones” formuladas por la firma contra sus competidoras Smartmatic y SCYTL.

“Los oferentes no cumplirían con los requisitos técnicos mínimos exigidos para participar del procedimiento de selección y, por lo tanto, no ofrecerían condiciones que garanticen suficientemente el cumplimiento efectivo de las prestaciones a contratar”, subrayó la multinacional española en la presentación de 16 páginas enviada al correo, a la que accedió este medio.

Según el escrito, firmado por Ricardo Viaggio, el titular de INDRA en nuestro país, un viejo director de SOCMA -el holding de la familia Macri-, el correo no tomó en cuenta la veintena de observaciones sobre las competidoras, vinculadas a sus antecedentes.

Sobre Smartmatic, por ejemplo, la compañía objetó su paso por las elecciones de Filipinas y El Salvador, con irregularidades en ambos procesos. En el caso de la catalana SCYTL, resaltó que se trata de una empresa “de riesgo financiero medio-alto”, que invocó como antecedentes “experiencias fallidas”, como en Kenia y en el Parlamento Europeo.

La empresa postal del Estado solo reconoció una de las observaciones, y le restó 8 puntos a SCYTL, que quedó segunda en el orden de mérito. INDRA tuvo el mejor puntaje en antecedentes y cuestiones técnicas.

El viernes, el correo procedió de todos modos a oficializar las ofertas económicas, que según las condiciones de la licitación definen el proceso.

Smartmatic, con base en Londres y que se popularizó en la última década por su participación en los comicios de Venezuela, fue la firma que presentó el mejor precio: 17.093.888 dólares. Seguida por SCYTL, presidida en España por un ex INDRA. Ofertó 17.471.088.

INDRA hizo la oferta más cara: 19.235.000 dólares. Según las condiciones de la licitación, quedó afuera. Las otras dos deberían, después de pasar el filtro del estudio de los balances y los aspectos financieros, volver a pujar porque Smartmatic no ofreció un 10% menos que SCYTL, como establecen los pliegos.

La licitación por el escrutinio provisorio del resultado electoral de este año podría de todos modos entrar ahora en una batalla legal si es que INDRA, como pareciera, lleva sus reclamos a la Justicia.