Despidieron a funcionaria por hacer pole dance en una fuente en Irapuato; activistas acusan de violencia de género

0
10
(Foto: Facebook)
(Foto: Facebook)

La imagen de Rosy Ponce, una secretaria de la Junta de Agua Potable, se volvió viral porque posó dentro de una fuente en la Plaza Principal del municipio de Irapuato, en Guanajuato, por celebrar el Día Nacional del Pole Urbano (una variante del pole dance).

Pero la consecuencia que enfrentó fue el despido de su trabajo, hecho que ha generado protestas entre activistas y defensores de los derechos de las mujeres contra el alcalde de la ciudad, Ricardo Ortiz García, quien consideró que los funcionarios deben dar ejemplo de comportamiento adecuado.

Organizaciones de grupos feministas, de madres solteras y de mujeres trabajadoras de Irapuato han alzado la voz por señalar el despido como injustificado y un abuso de autoridad.

Además, piden que Rosy Ponce vuelva a ocupar su cargo en la Junta de Agua Potable. “Es una situación muy clara sobre el machismo que impera en todas las instituciones. El alcalde debe enfocarse en situaciones que realmente conciernen a su mandato. Es un caso de acoso laboral, una situación de violencia hacia ella; se están fomentando todas las formas de discriminación y violencia que hay contra las mujeres”, dijo Norma Nolasco, fundadora del Grupo Unido de Madres Solteras, a el diario El Universal.

El alcalde Ortiz García invitó a reflexionar a la mujer por haber subido la imagen a sus redes sociales, y aunque consideró el despido como una “medida drástica”, no descartó valorar el regreso de Ponce a su puesto.

Sin embargo, dijo que tendría que cumplir con una serie de requisitos como ofrecer una disculpa pública y un compromiso de comportamiento.

Por su parte, Rosy compartió en redes sociales su tristeza por ser víctima de acoso, de memes y ataques. “Duele ver cómo mi gente es capaz de algo así, que Irapuato me haya convertido en una villana por el hecho de haber posado en una fuente”.

Ciertamente no fue la mejor decisión, pero era tanta mi emoción (recién este viernes pasado inauguraron la Plaza Principal) que quise ser la primera chica pole que representara con orgullo a Irapuato.

“Para quienes nunca han escuchado del pole urbano, es una actividad que deriva de la disciplina de pole dance, y cientos de chicas compartimos las más emblemáticas fotos en la ciudad, algunas más alto que otras, algunas más ágiles que otras, algunas en tubos, otras en escaleras, otras en plazas o en parques pero siempre orgullosas de la fortaleza de nuestro cuerpo…

“Fue justamente haciendo una pose que implica flexibilidad me tomé una foto levantando una pierna… pero no contaba con que me ventanearan, con que me estaban tomando una foto saliendo de la fuente y dijeran que me bañé, que soy vulgar, que soy una persona irrespetuosa, inmoral, mala mujer, corriente… Yo no soy esa”, escribió.

Dijo que no quería firmar su renuncia, pues ha trabajado 8 años como asistente de una institución incluyente, y le duele que ahora la den de baja por una fotografía y sin derecho a réplica.

“He ofendido a esta sociedad y me disculpo, pero no me arrepiento de practicar una disciplina tan difícil, no merezco ser juzgada tan duramente ni mi hija merece verme humillada porque los periódicos me exhiben y me dañan, porque los que eran mis amigos me señalan y mi realidad se ve terriblemente trastornada”, apuntó.