Una mujer demandó a Lime porque su hija sufrió un accidente en scooter que la dejó en estado vegetativo

0
16
Ashanti Jordan. Foto: (cortesía de Kelley / Uustal Trial Attorneys)
Ashanti Jordan. Foto: (cortesía de Kelley / Uustal Trial Attorneys)

La mayor parte de los días, al terminar el turno de Ashanti Jordan en Broward General Medical Center, sus compañeros de trabajo solían llevarla a casa.

Pero en un día soleado a finales de diciembre, la mujer de 28 años, quien trabajaba como guardia de seguridad, decidió que haría el viaje de cuatro millas (seis kilómetros) a casa en un scooter de la conocida marca Lime, una de las muchas que se encuentran en las calles de Fort Lauderdale, Florida, según comentaron integrantes de la familia.

Jordan, que no llevaba casco en ese momento, estaba a mitad de camino a casa cuando chocó con un Toyota Corolla en una intersección en un área residencial.

La violenta colisión lanzó a Jordan alrededor de 100 pies (30 metros) y la dejó con huesos rotos, fractura de costillas y una lesión cerebral catastrófica, señalaron los miembros de la familia. Para aliviar la presión en su cerebro hinchado, los médicos tuvieron que extirpar una gran parte de su cráneo. Ahora, a más de seis semanas después del accidente, Jordan permanece en un estado vegetativo y ha comenzado a tener convulsiones, lo que obliga a los médicos a devolverla a la unidad de cuidados intensivos del hospital, dicen miembros de la familia.

El lunes, Tracy Jordan anunció sus planes para demandar a Lime, una de las compañías de scooters eléctricos más grandes del mundo, en nombre de su hija por negligencia, según Todd R. Falzone, un abogado de lesiones personales de Fort Lauderdale que representa a Tracy Jordan como el tutor de su hija. Falzone dijo que la aplicación de Lime incluye un lenguaje que instruye específicamente a las personas a no operar scooters en las aceras locales, sino que las empuja a las calles de la ciudad.

Lime es una empresa de movilidad. (Foto: Instagram, Lime)
Lime es una empresa de movilidad. (Foto: Instagram, Lime)

Muchos expertos consideran que los vehículos motorizados son un peligro, y operarlas en la calle es ilegal en Florida, aunque Fort Lauderdale sí permite que los scooters eléctricos se monten en las aceras. Debido a que Jordan siguió las instrucciones de Lime, dijo Falzone, ella evitó la acera y sufrió heridas catastróficas.

“Hasta el día de hoy, les están diciendo a los usuarios que violen la ley y, como resultado, la gente está haciendo eso”, dijo Falzone en una conferencia de prensa el lunes . “Están siendo golpeados por autos, están golpeando a peatones, están sufriendo todo tipo de accidentes que no deberían estar ocurriendo”, añadió

“Desafortunadamente”, agregó, “Ashanti pagará por esto con su vida”.

Lime no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

La demanda llega aproximadamente una semana después de que un estudiante de intercambio de Irlanda, de 21 años de edad, muriera en un accidente que involucró una moto y un vehículo Lime en Austin. La policía dijo que Mark Sands viajaba en la dirección equivocada en este tipo de transporte Lime en una concurrida calle del centro a primera hora de la mañana del 1 de febrero cuando un conductor de Uber lo golpeó y lo dejó gravemente herido. Lo llevaron al centro médico Dell Seton, donde murió al día siguiente, dijeron las autoridades.

Parece ser la tercera persona asesinada en un accidente que involucró scooters Lime en los últimos meses .

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades están estudiando los riesgos para la salud asociados con los scooters eléctricos  al analizar las lesiones a los ciclistas y peatones en Austin durante dos meses. La semana pasada, un portavoz de los CDC le dijo a The Washington Post que el estudio debería finalizar en la primavera. En Fort Lauderdale, donde llegaron los e-scooters en noviembre, los accidentes de alto perfil han hecho que los dispositivos sean sumamente controvertidos, según el South Florida Sun Sentinel.

“Según el Cuerpo de Bomberos de Fort Lauderdale, entre el 1 de diciembre y el 31 de enero, hubo 40 incidentes con scooters”, informó la afiliada de ABC, WPLG . “Un total de 31 de ellos requirieron que alguien fuera transportado al hospital, y cuatro de ellos fueron traumas de nivel 1”.

Este transporte -que ha recibido importantes inversiones de Uber y Alphabet- se ha valorado en más de 1.000 millones de dólares, según Bloomberg News, a pesar de que la compañía admite que algunos de sus modelos se incendiaron y se rompieron a la mitad mientras la gente los montaba. Al mismo tiempo que se ingresó dinero de inversión en Lime, los conductores de scooter lesionados empezaron a ingresar en las salas de emergencia de todo el país (EEUU), lo que llevó a algunos médicos a acusar a compañías como Bird y Lime de generar una crisis de salud pública.

Ashanti Jordan, de 28 años, permanece en estado vegetativo después de haber sufrido un accidente en un scooter eléctrico en diciembre Foto: (cortesía de Kelley / Uustal Trial Attorneys)
Ashanti Jordan, de 28 años, permanece en estado vegetativo después de haber sufrido un accidente en un scooter eléctrico en diciembre Foto: (cortesía de Kelley / Uustal Trial Attorneys)

Falzone dijo que la familia Jordan es uno de los ejemplos más trágicos de esa crisis. Si la aplicación de la compañía instruye a las personas a violar las leyes locales en una ciudad, dijo, los pasajeros en otras ciudades también podrían estar en riesgo.

Falzone proporcionó a The Post una imagen que dijo que venía de las “reglas y regulaciones” de la aplicación Lime. Las reglas, a las que los pasajeros deben “aceptar” operar el scooter, incluían la siguiente frase: “No conduzca en la acera”. Además de estar impreso en el exterior del scooter, ese mismo mensaje aparece tres veces en la aplicación, dijo Falzone, quien acusó a Lime de violar su acuerdo de operación con Fort Lauderdale, que exige que la compañía informe a los pasajeros cómo operar sus scooters (de manera segura y legal)”.

“Me preocupa que las personas de todo el país estén montando estas cosas y no entiendan si se supone que deben andar montadas en la calle o en la acera”, acotó. “Usted confía en la compañía para conocer las normas locales”.

Falzone dijo que su cliente está buscando daños compensatorios que cubran posibles discapacidades, angustias mentales, gastos hospitalarios, así como atención médica a largo plazo y pérdida de ingresos.

Antes de que se lesionara, dijo Falzone, Jordan era una mujer extrovertida con una personalidad independiente, con muchos amigos y que amaba el hip-hop. Después de la secundaria, dijo, ella decidió que quería construir un trabajo, insertándose audazmente en una profesión dominada por hombres.

A pesar de su dureza, dijo, ella siempre ha tenido una conexión especial con los niños, ya sea con sus cuatro hermanos o sus vecinos.

En los últimos años, dijo Falzone, Jordan tomó un trabajo de seguridad en Broward General Medical Center, el mismo hospital donde trabaja su madre. El trabajo les permitió a las dos mujeres permanecer cerca, dijo, pero Tracy Jordan nunca esperó ver a su hija en su lugar de trabajo como paciente.

En la conferencia de prensa del lunes, Jordan dijo que su hija aún es joven, lo que podría ayudarla a recuperarse. Ella sigue siendo luchando, dijo, pero los recordatorios del sufrimiento de su hija son difíciles de evitar en las calles de Fort Lauderdale.

“Simplemente no puedo soportar ver un scooter, es muy traumático en este momento”, dijo. “Tengo que cubrirme los ojos”.