Una adolescente con discapacidad mental desapareció de un hotel en Malasia; la policía acaba de encontrar el cuerpo

0
13
La Policía de Malasia dijo a los periodistas este martes que se había encontrado un cuerpo femenino de raza blanca en el bosque que rodea el complejo donde la joven de 15 años estaba de vacaciones con su familia (Foto: Washington Post)
La Policía de Malasia dijo a los periodistas este martes que se había encontrado un cuerpo femenino de raza blanca en el bosque que rodea el complejo donde la joven de 15 años estaba de vacaciones con su familia (Foto: Washington Post)

Cuando los padres de Nora Anne Quoirin despertaron y descubrieron que su hija no estaba en su habitación de hotel en Malasia, sabían que algo no estaba bien: la joven de 15 años tenía un retraso mental y nunca salía sola de ningún lugar. 

“Ella siempre fue vulnerable, desde el día que nació”, explicó la madre de la adolescente, Meabh Quoirin, en una entrevista para The Guardian. “Significa tanto para nosotros. Nuestros corazones se nos caen en pedazos“.

Nueve días después de la desaparición, las autoridades encontraron el cadáver de la menor a menos de un kilómetro de distancia del hotel en donde vacacionaba su familia, cerca de una área selvática. Los padres de Nora identificaron el cuerpo este martes, confirmó la BBC.

A primera hora del día, la policía informó que estaba trasladando a la morgue el cadáver de una niña que se parecía mucho a Nora. Sin embargo, aún no ha quedado claro si ella se alejó de su familia o si alguien más la raptó. Las autoridades no descartan ninguna línea de investigación.

Las autoridades aún investigan la causa de muerte (Foto: Twitter)
Las autoridades aún investigan la causa de muerte (Foto: Twitter)

Un portavoz de Lucie Blackman Trust, una organización benéfica que apoya a ciudadanos británicos en el extranjero, le dijo al Washington Post que el cuerpo fue encontrado sin heridas o marcas visibles de violencia. Sin embargo, aún continúan las labores forenses para determinar la causa de la muerte, dijo el portavoz, Matt Searle. 

La desaparición de Nora desencadenó una búsqueda exhaustiva que incluyó drones, perros rastreadores, colaboraciones de varios países y más de 350 rescatistas voluntarios, precisó la policía de Malasia.

Casi todas las llamadas que ofrecían ayuda fueron recibidas por la organización Lucie Blackman.

Las autoridades británicas, irlandesas y francesas unieron fuerzas en las labores de búsqueda. Dos chamanes rezaron y realizaron rituales el lunes mientras la búsqueda continuaba, de acuerdo con Reuters.

Las autoridades británicas, irlandesas y francesas unieron fuerzas en las labores de búsqueda (Foto: @Zurairi)
Las autoridades británicas, irlandesas y francesas unieron fuerzas en las labores de búsqueda (Foto: @Zurairi)

Un video muestra a los buscadores, mientras la voz de la madre se escucha en el fondo: “Nora cariño, tu mami está aquí“.

Una donación anónima de un negocio en Irlanda del Norte -la familia es de ese país- ayudó a los Quoirins a ofrecer alrededor de USD 12,000 a cambio de cualquier información que los llevase a su hija.

Nora no sabría cómo obtener ayuda y jamás dejaría a su familia por voluntad propia“, escribió la tía de la adolescente, quien señaló las dificultades de aprendizaje de la niña.

Searle dijo que el cuerpo fue encontrado en un “área inaccesible“. El complejo de casas donde se alojaban los Quoirins se encuentra a una hora de distancia de la capital Kuala Lumpur.

Obviamente habrá preguntas sobre si el cuerpo estaba allí y no se descubrió o si fue puesto allí desde entonces, pero es demasiado pronto para especular sobre eso“, detalló Searle.

La madre de Nora durante las labores de búsqueda (Foto: AP)
La madre de Nora durante las labores de búsqueda (Foto: AP)

El Lucie Blackman Trust ayudará a la familia a traer a su hija a casa si el cuerpo resulta ser el de Nora, agregó Searle.

La desaparición de Nora hizo recordar a los habitantes de Gran Bretaña el caso de otra chica británica que desapareció de su habitación cuando vacacionaba con su familia: Madeline McCann estaba a solo unos días de su cuarto cumpleaños cuando desapareció de Praia da Luz, Portugal, en 2007. Y nunca se volvió a saber algo de ella.

Sus padres, Kate y Gerry McCann, habían dejado a sus tres hijos durmiendo sin supervisión mientras cenaban con unos amigos en un restaurante cercano. Regresaron a su villa para descubrir que Madeline había desaparecido. Al igual que la familia Quoirin, los McCann dijeron en todo momento que su hija había sido secuestrada.

Los McCann fueron señalados en algún momento por la policía portuguesa como sospechosos, pero luego fueron absueltos. Más de una década después de la desaparición de su hija, los padres de Madeline continúan buscándola. 

El caso de los McCann ganó atención nacional e internacional, y recibió abundante financiación del gobierno. Según la BBC, la investigación ha costado más de USD 13 millones hasta ahora.

En entrevista con The Sun, un tabloide británico, el portavoz de la familia McCann, Clarence Mitchell, dijo que los padres de Nora “enfrentaban una experiencia similar a Kate y Gerry, lo cual es desgarrador“.

La desaparición de Nora “trae de vuelta el horror de la desaparición de Maddie“, expuso la familia.